Search

La jirafa diminuta

cosas que pasan en un mundo de pequeños

Month

September 2015

Pedagogía de la fascinación

La palabra fascinar proviene del verbo latino fascinare que significa encantar o hechizar
La palabra fascinar proviene del verbo latino fascinare que significa encantar o hechizar.

Hace semanas leí un artículo en “El Confidencial” que hacía referencia al aprendizaje basado en la creatividad. En él se habla de diversos estudios que revelan que los niños piensan como científicos y gracias a él he descubierto el concepto de: Pedagogía de la fascinación.

La pedagogía de la fascinación es una visión holística y emocional de la educación impulsada por Javier Mateos y Juan Carlos López con el objetivo de llevar a las aulas una metodología activa en la que el interés, la curiosidad y la creatividad de los niños se conviertan en el principal motor de aprendizaje.

Este planteamiento me ha recordado mucho a la metodología de los proyectos de investigación y me gusta trabajar por proyectos.

Cuando se conoce bien la metodología basada en los proyectos y se lleva a la práctica de forma real, es decir partiendo realmente de las preguntas e intereses que manifiestan los niños en el aula, se genera una motivación natural hacia el aprendizaje que hasta ahora no he experimentado con ningún otro método.

El aprendizaje por proyectos invita a que los alumnos se hagan preguntas, que busquen respuestas, que formulen hipótesis, que investiguen diferentes fuentes de información, que establezcan conexiones entre lo que ya saben y lo que están descubriendo, estimula el pensamiento crítico, desarrolla la creatividad y les motiva a seguir aprendiendo.

En alguna ocasión he escuchado cómo algunos defensores del método tradicional se sienten incómodos ante este planteamiento porque consideran que la improvisación nos impide llegar a los mínimos establecidos. Yo personalmente me pregunto, ¿qué hay de malo en improvisar?.

Los maestr@s que decidimos trabajar por proyectos no improvisamos del todo. Conocemos el currículo y trabajamos los mínimos a partir de las preguntas de los niños. Programamos, organizamos y secuenciamos sin poner límites al espíritu científico de los alumnos. Pasamos tardes, noches y fines de semana enteros buscando información y recursos para ajustar “esos mínimos” a las motivaciones que se presentan, esas sí, de forma improvisada. Y al final esos mínimos llegan a convertirse en máximos.

Prefiero que en mi forma de trabajar prevalezca la palabra “fascinación” sobre la palabra “excelencia”. Me gusta pensar que mis alumnos se fascinan al aprender y no me importa tanto si son excelentes o no. Para mi lo son siempre. Mi objetivo es despertar en ellos las ganas de aprender y que sean unos niños creativos, críticos y reflexivos. Unos niños y niñas excelentemente fascinad@s.

Si os apetece investigar un poco más sobre ello y curiosear algunas experiencias que ya se han llevado a cabo os invito a que consultéis las siguientes fuentes:

http://jcbarrancoe.wix.com/pedagogiafascinacion

https://www.facebook.com/Ingenia_Pedagog%C3%ADa-de-la-Fascinaci%C3%B3n-399801973494479/timeline/

https://www.facebook.com/EstimuloDelPensamientoCreativo

Advertisements

Mis ingredientes para el período de adaptación

Un día en el cole. Adrián 4 años.
Un día en el cole. Adrián 4 años.

El período de adaptación a la escuela supone para los niños un cambio importante. Es quizá el momento en el que asisten al colegio por primera vez. Tienen que acostumbrarse a rutinas distintas, ampliar los lazos afectivos que hasta ahora han tenido centralizados en su familia, respetar normas, conocer un entorno nuevo y relacionarse con personas desconocidas.

Todo ello supone un esfuerzo para todos y cada uno de los agentes implicados en la escolarización: niños, familias y maestros. Creo que en este caso, el esfuerzo siempre aporta una recompensa.

Sé que no hay recetas perfectas para poder hacer las cosas bien. Sé que lo que hoy me funciona, mañana puede no dar resultado. Sé que cada vez que recibo a un nuevo grupo de 3 años aprendo, repito lo que  sé y cambio lo que necesito. Pero aún así hay cosas que me gusta tener siempre en cuenta y hoy quiero compartirlas.

Ahí van mis ingredientes para un período de adaptación rico, rico:

1 pieza de empatía. Porque me ayuda a ponerme en el lugar de los niñ@s, de sus familias, de mis compañer@s y la necesito para comprender.

3 partes completas de respeto. Respeto al ritmo de cada uno, a las necesidades de los niños de esta edad, a las características individuales, a los miedos y preocupaciones de sus familias.

1 cazo entero de confianza plena. Porque cuando confías en ti misma, en tu experiencia, en tus ganas, en los niños y en lo que piensan/sienten o hacen sus familias, impregnas el aula de confianza y cuando nos sentimos seguros podemos ser nosotros mismos.

1 buen puñado de calidez. Para que te sientan cercana, acogedora, real y feliz.

1 vaso lleno de positividad. Porque hay momentos en los que las cosas no salen, porque a veces me siento sobrepasada, porque la necesito y la necesitan.

2 cucharadas de coordinación. Coordinación con su entorno más cercano, con mis compañeros, con el personal no docente y conmigo misma.

1 pizca de calma. Para que se respire un ambiente tranquilo, para que podamos sonreírnos y reírnos, para que podamos llorar cuando lo necesitemos, para que encontremos consuelo y nos reconozcamos paso a paso.

Aderezamos todo con un toque de ilusión porque si yo estoy ilusionada, mis alumnos lo estarán y porque quiero que la ilusión nos acompañe todo el curso. Espolvoreamos un poco de creatividad para encontrar soluciones diferentes a cuestiones imprevistas. Abrimos bien los ojos y los oídos para que no se nos escape nada. Lo mezclamos todo bien y servimos bien caliente.

Me gusta recordar cómo mis alumnos llegan al colegio cuando aún no me conocen y cómo poco a poco nos vamos acercando.

¡Buen provecho!

Maestr@s que inspiran: Maria Montessori.

“Demos al niño una visión de todo el universo” Maria Montessori
“Demos al niño una visión de todo el universo” Maria Montessori

El pasado 31 de agosto se cumplían 145 años del nacimiento de Maria Montessori. Una mujer adelantada a su tiempo que dedicó su vida a poner en marcha un nuevo método pedagógico que rompía con la escuela tradicional de principios del siglo XX, y una educadora (entre muchas otras cosas) que me sirve de inspiración.

Montessori elaboró su propio material didáctico, adaptó la escuela para facilitar la independencia de los niños, les otorgó un papel activo en el proceso de enseñanza-aprendizaje, convirtió el juego en un medio educativo de primer orden y entendió que la educación debía concebir a la persona como un todo y que los aspectos: físico, intelectual y emocional, debían ser atendidos por igual.

Actualmente su pedagogía se aplica en numerosas escuelas repartidas por todo el mundo y su metodología aún sigue vigente en las aulas de Educación Infantil.

Hoy he querido dedicar este post a una maestra que, sin duda, debe servirnos como referente a los docentes de hoy en día. Quizá haya llegado el momento de recoger su testigo y pensar: ¿Qué ideas tenemos para cambiar la educación? ¿Cómo podemos dar respuesta en las aulas a los futuros ciudadanos del siglo XXI? ¿De qué manera vamos a ponerlas en práctica?.

En una realidad en la que cada vez se hace más referencia a los “nuevos paradigmas” y con toda la información que tenemos de experiencias anteriores como la de Maria Montessori, creo que estamos preparados para ponernos manos a la obra y comenzar a introducir en nuestras aulas algunos cambios para dar forma a la educación del siglo que viene.

Hagamos cosas distintas aunque sólo sea para ver qué ocurre. Sigamos aprendiendo y emprendiendo aunque el sistema, los libros de texto o los planes de trabajo en los que nos vemos inmersos muchas veces no nos lo pongan fácil. Seamos partícipes del cambio educativo y ofrezcamos a los niños una nueva visión de todo el universo. ¿Te apuntas?

Create a free website or blog at WordPress.com.

Up ↑

Las aventuras del niño lechuga

Niños y grandes comemos lo mismo

Hello Hygge

Finding hygge everywhere

cuentosparamatilda.wordpress.com/

Los libros la transportaban a nuevos mundos y le mostraban personajes extraordinarios que vivían unas vidas excitantes. "Matilda" de Roald Dahl

Biblioabrazo

Blog sobre biblioteca escolar y literatura infantil.

Papá llega tarde

Y mal, a menudo también mal. Pero que conste que lo intento. Mucho.

MOMMY moments

El mundo real es mucho más pequeño que el mundo de la imaginación

Todos tenemos una historia...

Poesía y fotografía, ambas las hago mias.

El Alma de mi Aula

Artículos de opinión sobre educación y propuesta de materiales para Ed.Infantil y Ed. Primaria, especialmente Proyectos/Procesos de Trabajo.

Mi ventana al mundo

de Sol Silvestre