"Somos ricos en sonrisas" (Celia, 5 años)
“Somos ricos en sonrisas” (Celia, 5 años)

Después de una semana en la que algunos acontecimientos vividos en el aula me han hecho sentir triste, agotada, perdida y frustrada, hoy he decidido aferrarme a lo que me hace seguir trabajando en el ámbito de la educación con la misma ilusión del primer día: los niños.

Quiero compartir con vosotros una lista de cosas que obtuve de un grupo de alumnos con los que trabajé hace ya algún tiempo cuando ell@s tan sólo tenían 5 años. La pregunta era: ¿Qué puede hacernos sonreír sin gastar dinero?

Os aseguro que yo sólo participé para anotar las respuestas en la pizarra. Todo lo demás lo pusieron ell@s y el resultado fue el siguiente:

  • Recoger bellotas
  • Respirar
  • Tomar el sol
  • Mirar las estrellas
  • Oler flores
  • Buscar setas
  • Pasear por tu calle
  • Aprender a nadar
  • Dormir
  • Caminar
  • Jugar al escondite
  • Recoger hojas de otoño
  • Imaginar que vuelas
  • Beber agua
  • Bailar
  • Montar en bici
  • Aprender a leer
  • Escribir tu nombre
  • Mirar el paisaje
  • Saltar en los charcos
  • Mirar la lluvia
  • Patinar
  • Pasar la tarde con tu hermano/a
  • Correr
  • Regalar un dibujo
  • Abrazar…

Hay un mensaje que me gusta hacer llegar a los niños y que aprendí de una de mis mejores compañeras y amigas: Lo que se hace con cariño, suele salir bien.

A eso me agarro hoy: al cariño, a las cosas gratis que no son cosas, a la risa, a las miradas de sorpresa, a la complicidad entre amig@s, a las preguntas curiosas, a las emociones a flor de piel, a las bromas inocentes, a los abrazos sinceros, a los besos voladores y a la educación con corazón.

Porque aunque a veces las cosas no salgan como había planeado, aunque a veces me sienta cansada, perdida, asustada o frustrada…si cuento con todo ello, lo estoy haciendo bien.

Advertisements