20151204_104549

En alguna ocasión os he hablado de las posibilidades que ofrecen las cajas cuando le echas al asunto un poquito de imaginación. Esta semana en mi clase hemos vuelto a usarlas para jugar y en esta ocasión el objetivo era: construir entre tod@s una cueva para los cocodrilos.

Como ya sabéis, durante este trimestre mis alumnos y yo estamos trabajando en un proyecto sobre estos animales y la semana pasada una mañana durante nuestra conversación de la Asamblea surgió la idea de construir una casa para que los cocodrilos que han ido llegando al aula pudieran dormir por la noche.

El proceso comenzó con una lluvia de ideas sobre los elementos que debíamos ponerle a la “casa”. Los niños expresaron en voz alta qué pensaban que debía tener una casa de cocodrilos y todas las respuestas fueron apuntadas independientemente de la posibilidad de que existiesen en la realidad. Éste fue el resultado:

20151203_134303

Después decidieron en qué querían colaborar, se organizaron libremente por el espacio y comenzaron a realizar su tarea. Fue bonito y muy gratificante verles trabajar en equipo.

Finalmente, todos entregaron sus aportaciones y las fuimos colocando sobre la caja hasta que conseguimos entre todos lo que habíamos estado planeando.

20151204_104524

Con esta actividad mis alumnos improvisaron, decidieron, contrastaron, crearon, colaboraron y se divirtieron. Me encanta que los planes improvisados salgan bien!

Además, a lo largo de estos meses el proyecto dio para mucho más:

Y aquí encontramos información para ampliar conocimientos.

coco juntos

Los cocodrilos son animales de sangre fría y por eso pasan tantas horas al sol. Mañana saldremos a ser cocodrilos si el tiempo lo permite.

Hasta la semana que viene!

Advertisements